Usuarios y uso de la información

resultados¿Se puede realizar un estudio de necesidades de información sin tener en cuenta lo que piensan los usuarios?

¿Y un estudio de uso de la información?

Son dos peguntas diferentes y pueden tener respuestas distintas.

Anuncios

21 pensamientos en “Usuarios y uso de la información

  1. Mi respuesta a ambas preguntas es un no rotundo.
    Realizar un estudio de las necesidades de información sin preguntar a los usuarios sería como realizarle una operación a alguien sin tener en cuenta su opinión. Los usuarios y las necesidades de información son dos elementos codependientes puesto que uno sin el otro no tiene razón de ser.
    ¿Cómo se van a explorar las necesidades sin saber la opinión del origen de estas necesidades?

    En cuanto a pregunta sobre el uso de la información, mi respuesta es la misma puesto que no se puede estudiar cómo se usa la información simplemente mediante la observación. Habría que realizarle un cuestionario especifico a los usuarios para saber qué uso hacen de los recursos.

  2. No. No se puede realizar un estudio sin preguntarles a los usuarios cuales son sus necesidades de información dado que realizar un estudio sobre las necesidad de información tendrá como fin subsanar los fallos que haya así como satisfacer a los usuarios en cuanto a sus necesidades. Es por ello que sería totalmente ilógico tratar de hacer un estudio sin contar con los usuarios.
    En cuanto a la segunda pregunta, no creo que sea estrictamente necesario realizar ese tipo de estudios. Cada persona o entidad podría usar una misma información con distintos fines e incluso en distintas áreas. Es decir, no se podría hacer un cuestionario sobre el uso de la información sin preguntar claramente a los usuarios el tipo de información que llegan a usar. Luego tampoco sería correcto hacer uso de ese tipo de estudios.

  3. Cuando se transmite información se tiene que ser totalmente consciente del público al que va dirigida dicha información. Bajo mi punto de vista, cualquier institución relacionada con el ámbito informativo debería realizar un estudio de las necesidades de información que tienen los usuarios, tanto si son seguidores como si no lo son, para llegar a un mayor número de personas y ofrecer un contenido completo.

    En cuanto a la segunda pregunta, pienso que el uso que se le dé a la información va a crear la identidad y estilo de, por ejemplo, un periódico. En caso de responder de forma afirmativa a la segunda pregunta, pienso que todas los periódicos ofrecerían la información de la misma manera y no tendríamos variedad de opiniones. Por lo tanto, contestaría que “No”, siempre y cuando estos periódicos respeten principios básicos del periodismo, como la verdad y la precisión en sus publicaciones.

  4. Un estudio de necesidades de información debe hacerse siempre pensando en los usuarios, que son lo más importante para nosotros (tanto los que usan nuestros servicios como los usuarios potenciales). Es imposible pensar en las necesidades de información sin tener en cuenta a los usuarios.
    Tampoco se pueden hacer estudios de uso de la información sin tener en cuenta a los usuarios. Esto es porque los estudios se hacen por y para los usuarios, para ver qué servicios reclaman más y cuales han dejado de ser funcionales.

  5. Es imposible realizar un estudio de necesidades de información sin tener en cuenta la opinión de los usuarios. Por mucho que los observemos o que hagamos un estudio según sus búsquedas, jamás podremos saber al 100% qué es lo que ellos en realidad necesitan. Por esto es bueno realizar algún cuestionario cada x tiempo, para saber qué información es la que hay que ofrecer a los usuarios.
    ¿Un estudio de uso de información puede realizarse sin preguntar a los usuarios? Esta vez alguien sí podría decir que mediante la observación es algo que se puede saber, pero yo creo que no sería suficiente. Así sabemos para qué usan la información allí, en ese momento, pero no sabemos para qué la quieren después. Siempre será mejor preguntar a los usuarios, de quienes obtendremos una respuesta segura y cierta, que basarnos en la observación, en nuestros criterios o en un estudio que no tenga presente sus opiniones.

  6. Un estudio de necesidades de información no se puede realizar sin la opinión de los usuarios. Estos son los que aportaran los datos necesarios para realizar el estudio y los que determinan los productos y las políticas del sistema. Son de forma activa los que toman indirectamente las decisiones y los procesos, detrás de sus demandas, necesidades y opiniones.
    Un estudio de uso de la información también debe de tener en cuenta la opinión de los usuarios, ya que si solo les analiza no se obtiene información competa. Para tener información valida sobre el uso es necesario conocer sus hábitos y necesidades, a la vez que su opinión al respecto.

  7. Como ya se ha comentado, es imposible realizar un estudio de necesidades de información sin tener en cuenta la opinión de los usuarios. El punto de vista del usuario es fundamental e ineludible y debe constituir la base de un estudio de necesidades informativas, bien sea recogido mediante cuestionarios o mediante cualquier otro método que permita la comunicación directa y, en última instancia, la interacción.
    En lo que refiere al estudio de uso de la información, también considero que la opinión del usuario es importante pero no tan fundamental como en un estudio de necesidades de información. Esto es, creo que se podría llegar a estudiar de manera suficientemente correcta el uso de información sin mantener una comunicación directa ni tener en cuenta la opinión de los usuarios, sobre todo mediante la utilización de medios digitales y estadísticos. No obstante, el resultado de un estudio de uso de información será siempre más completo si tiene en cuenta el punto de vista del usuario y se elabora acorde a las consideraciones de este.

  8. Las necesidades de información están basadas en la utilización y uso que dan los usuarios a la información accesible. Por lo tanto se debe tener en cuenta lo que piensan los usuarios.
    Quizás se requieran nuevos campos si hablamos de una base de datos determinada. Otra cuestión sería el conocimiento respecto al acceso que algunos usuarios puedan tener o no.
    Por lo dicho, podemos observar que las necesidades de información están claramente relacionadas con el uso de la información. Es directamente proporcional que cuanto más necesidades de información existan también aumentará el uso de la información existente.

    Podríamos incluir la opinión de los usuarios respecto a uso y necesidades informativas como conjunto,(en forma de encuestas o peticiones) pero como ya han dicho algunos compañeros también se hace mucho uso de estadísticas directamente…

  9. Aunque sean diferentes preguntas la respuesta para ambas es no, bajo ningún concepto.

    Para poder llevar a cabo un estudio acerca de la necesidad de información necesitamos conocer de primera mano qué es lo que demandan los usuarios y para ello hay diferentes tipos de herramientas como las encuestas, la propia base de datos, el buzón de peticiones o el diálogo directo con los usuarios. Trabajando con estas herramientas podemos asegurar que la demanda de los usuarios se resuelva de manera eficaz.

    Por otra parte, el estudio de uso de información tampoco puede realizarse sin que los usuarios estén involucrados en él ya que a pesar de poder realizar un seguimiento y obtener datos acerca del uso de la información, estos serían insuficientes y los resultados no cumplirían con el objetivo.

  10. Aunque sean diferentes preguntas la respuesta para ambas es no, bajo ningún concepto.

    Para poder llevar a cabo un estudio acerca de la necesidad de información necesitamos conocer de primera mano qué es lo que demandan los usuarios y para ello hay diferentes tipos de herramientas como las encuestas, la propia base de datos, el buzón de peticiones o el diálogo directo con los usuarios. Trabajando con estas herramientas podemos asegurar que la demanda de los usuarios se resuelva de manera eficaz.

    Por otra parte, el estudio de uso de información tampoco puede realizarse sin que los usuarios estén involucrados en él ya que a pesar de poder realizar un seguimiento y obtener datos acerca del uso de la información, estos serían insuficientes y los resultados no cumplirían con el objetivo.

  11. Un estudio sobre necesidades de información en el que no se tiene en cuenta la opinión de los propios usuarios desde luego no sería un estudio eficaz ni exhaustivo; ya que la idea de necesidad implica de un sujeto, o institución que demanda y si su opinión no se tiene en cuenta sería dejar totalmente al margen la principal fuente de información.
    Por otro lado, un estudio del uso de la información podría realizarse teniendo como fuente las instituciones o entidades que proporcionan información y no quien la recibe (usuarios), aunque está claro que el estudio sería más completo si se incluyen ambas partes.

  12. Desde mi punto de vista y en respuesta a la primera pregunta, considero que por un lado es necesario conocer la opinión de los usuarios para poner a su disposición la información de utilidad para ser consultada en un futuro por los mismos.

    Sin embargo, por otro lado si que se podría realizar un estudio del uso de la información, simplemente con el conocimiento de aquellos documentos que puedan ser relevantes para una búsqueda dependiendo del ámbito que se esté estudiando.

    Si bien es cierto que en ambos actos podría tenerse en cuenta la opinión de los usuarios debido a que de ellos depende que la institución cumpla con sus objetivos y funcione favorablemente, es posible que la institución se adelante a las necesidad de las personas poniendo a su disposición todo aquello que sea necesario para resolver sus dudas y completar sus conocimientos acerca de un tema concreto o ámbito en general.

  13. Sería imposible hacer un buen estudio sobre necesidades de información sin preguntar a los propios usuarios sobre este tema. Aunque se puede intentar con varios métodos como el estudio de mercados, nunca sabríamos la información que realmente requieren.

    Para realizar un estudio sobre el uso de la información, quizá no sea necesario tener en cuenta lo que piensan los usuarios, pues solo con observar hacía donde enfocan la información disponible (a que resultados llegan con la información empleada), sería posible realizar dicho estudio. Aunque siempre será más fiable y rápido tener en cuenta la opinión de los usuarios.

  14. La primera respuesta es obvia, no se puede realizar un estudio de las necesidades de información sin consultar a los usuarios. El trabajo de los documentalistas siempre está enfocado al público. Las instituciones documentales existen para satisfacer las necesidades de información de los usuarios. ¿Cómo vamos a conocer las necesidades reales de información de los usuarios si no les preguntamos? Es necesario hacerlo sobre todo para conocer que información no tenemos y deberíamos tener.

    La segunda respuesta no tiene porque ser tan rotunda. Si queremos conocer el uso que se hace de la información, podríamos analizar los registros de prestamos que en nuestros centros de información se llevan a cabo. Lo que sí está claro es que si preguntamos a los usuarios, siempre será un estudio más completo.

  15. Siguiendo las lineas generales de los anteriores comentarios, ambas preguntas se responden con un no. Un no máximo y general, ya que nuestra profesión se basa en trabajar por y para el público, necesitamos de los usuarios, al igual que ellos nos necesitan a nosotros. Entonces teniendo claro este axioma de necesidad, no podemos pensar en realizar una tarea, que además esta vinculada directamente con los usuarios, como puede ser la de realizar un estudio de necesidades de información, sin tener en cuenta la opinión de los usuarios, reales y potenciales, y esperar buenos resultados. Realizar ese estudio de esa forma seria jugar en nuestra contra, ya que el resultado repercutiría en los usuarios, y si no es de su agrado, todo el trabajo realizado seria en vano o peor, generaría rechazo. Por otra parte, un estudio sobre el uso de la información necesita de usuarios que trabajen en el estudio, mediante encuestas, entrevistas o incluso una mesa redonda donde exponer sus ideas sobre el uso que dan a la información que se les ofrece, incluso podrían generarse propuestas de mejora directamente desde los usuarios, y ese es un resultado que a cualquier centro documental debe interesar.
    En resumen, no concibo la idea de un estudio sobre el uso de la información sin la participación de usuarios que den su opinión y expongan el uso que dan a la información. Y aunque si es posible hacer un estudio sobre la necesidad de información sin contar con la participación directa de usuarios, usando datos recogidos por otros centros documentales en otras épocas o haciendo pronósticos en cuanto a las necesidades próximas de nuestros usuarios, creo que el margen de error es demasiado alto como para intentarlo y más teniendo en cuenta que ese margen podría reducirse considerablemente con unas simples encuestas a nuestros usuarios.

  16. No se puede realizar un estudio de necesidades de información sin tener en cuenta lo que piensan los usuarios, ya que los usuarios son los que tienen necesidades de información, sin ellos no existiría el concepto necesidad de información.

    Un estudio del uso de la información sin saber lo que piensan los usuarios si es posible llevarlo a cabo, ya que tu puedes hacer una estadística de la documentación más utilizada en una institución sin necesidad de consultar lo que piensan los usuarios, es un estudio menos complejo que el anterior.

    El simple hecho de realizar este estudio (sobre el uso) te va a dar información sobre los documentos más interesantes para los usuarios, sin necesidad de consultarles directamente, aunque no es información tan fiable como la que obtendríamos preguntando a los usuarios.

  17. Creo que coincido con todos mis compañeros.
    Desde mi punto de vista no se puede realizar un estudio de necesidades de información sin tener en cuenta lo que piensan los usuarios. Si no sabemos lo que piensan o que necesidades tienen, ¿cómo averiguamos entonces dicha necesidad? , ¿Cómo podríamos mejorar para ellos?
    Lo mismo opino de la segunda pregunta sobre el uso de la información. Si no los tenemos en cuenta y no averiguamos como o que uso le están dando la información, sí que tendríamos posibilidades de mejorar, ya que podríamos usar otros métodos o técnicas, pero creo que sería un resultado más general, más a groso modo. Si preguntamos directamente a ellos, los resultados serían más directos.

  18. En cuanto a la primera pregunta, no me cabe duda de que no se puede hacer un estudio de las necesidades de información sin tener en cuenta a los usuarios, ya que si no sabes lo que quieren o lo que no, no vas a satisfacer sus necesidades por muchos estudios que se hagan. Aunque sí es cierto, que tal vez, a muy pequeña escala, y por medio de la observación podemos percatarnos de lo que utilizan o de lo que es necesario para ellos, pero nunca será tan fiable como preguntarles directamente, por ejemplo, a través de cuestionarios.
    En cuanto a la segunda pregunta, volvemos a lo mismo, sí que se podría hacer a través de estadísticas fruto de la observación pero nunca será tan fiable y veraz como preguntarle a un conjunto de usuarios.

  19. He de responder a ambas preguntas con un no rotundo. En el caso de un estudio de las necesidades de información es impensable, el usuario es y debe ser siempre el centro de las instituciones documentales, puesto que es el único fin y razón de ser de estos organismos. Es por tanto imprudente, contraproducente e ineficaz estudiar las necesidades informativas de los USUARIOS, sin conocer la opinión y la situación de estos mismos y análisis de este tipo sólo conducirán al fracaso de la institución, ya que está no estará ajustada a la realidad.

    Es cierto que en el segundo caso es posible realizar estudios sobre el uso que los usuarios dan a la información a través (por ejemplo) del propio registro de la actividad de los usuarios, pero esto nos dará una información sesgada, y por lo tanto incompleta. El usuario debe ser una de las fuentes principales a la hora de analizar el funcionamiento de un sistema de información, ya sea para evaluar su impacto, para mejorarlo, o para adaptarse más a la comunidad de usuarios.

  20. Respecto a la primera pregunta, no es posible pensar que se puede hacer un estudio de las necesidades de información de los usuarios sin preguntarles a estos su opinión, ya que son ellos mismos los que tienen la libertad de elegir qué documentos les son de interés y cuáles pueden utilizar en sus trabajos de investigación, y de pedirlos en el caso de que falten. Por ejemplo, es como si vamos a hacer la compra al supermercado sin antes ver lo que nos falta en la despensa.
    En lo que se refiere a la segunda pregunta, la respuesta es un poco diferente, porque sí tendría más sentido realizar un estudio dependiendo del uso que los usuarios hacen de la documentación, pero en ningún caso resultaría tan concreto y fiable como si le preguntásemos a ellos mismos. Además, cualquier institución que quiera poner al servicio de los usuarios la documentación de la cual dispone, necesita tener conocimiento de los intereses y deseos de estos, porque en caso contrario sería muy complicado entender qué necesitan para sus investigaciones.
    En definitiva y como ya sabemos, la labor de la documentación y del documentalista es servir de apoyo y ayuda a los usuarios, y tener siempre en cuenta su opinión para satisfacer sus necesidades de información.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s