El plagio en la red

Esta semana la pregunta es de opinión: ¿Es posible que Internet favorezca el plagio en la investigación?

Anuncios

21 pensamientos en “El plagio en la red

  1. Actualmente al Acceso Abierto u Open Access hace que las investigaciones se puedan realizar de una manera más rápida, tenemos a nuestra disposición mayor acceso a contenidos libres permitiendo a cualquier usuario leer, descargar, copiar o distribuir información.
    Gracias a las Licencias Creative Commons, que además de incentivar las políticas de acceso abierto, permiten que si alguien quiere utilizar nuestra información, lo pueda hacer sin tener que pedir permiso, siempre citando la fuente de referencia y al autor o investigador.
    Internet es una fuente inagotable de recursos, que se pueden usar con un buen fin o por el contrario con malas intenciones. Aunque está bien regulado y funciona bajo las leyes de Copyright y propiedad intelectual, es posible intentar hacer plagio de información o de una investigación. No obstante, también hay herramientas que permiten detectar estas copias como es el programa Viper o paginas como Plagium.

  2. No es que sea posible, es que es una realidad. Al tener vía libre a la información, esta es utilizada en muchos casos sin tener en cuenta a la persona que hay tras la pantalla, la cual ha empleando su tiempo en investigar distintos temas para poder crear un nuevo documento. Supongo también, que a diferencia de nosotros que somos estudiantes de documentación, la mayoría de la gente no es consciente del acto de desprestigio que está realizando. A nosotros, por el tipo de estudios que realizamos se nos ha ido concienciando desde 1º de grado: nos han hecho ver la importancia de la bibliografía al final de un trabajo, ya que es la forma de enlazar todas las ideas y el conocimiento que se ha ido generando en la creación del mismo y también es una forma de dar veracidad a lo que estamos contando.

  3. Es cierto que Internet se ha convertido en una gran fuente de información en la que se puede obtener todo tipo de información, así como copiarla.
    Es por ello que no creo que Internet sea la causa principal del plagio en los documentos, sino que ha ayudado, en cierta medida, a que las reglas que existían para tratar de impedirlo se endurezcan, favoreciendo el reconocimiento de los autores y una difusión más controlada. Incluso con los documentos en acceso abierto se está tratando de hacer de una manera más completa, indicando mediante las Licencias de Creative Commons que para que algo no sea copia debemos citar la fuente de donde hemos obtenido la información, lo cual es también un medio de difusión.
    Por lo tanto, se puede decir que a pesar de que Internet se ha convertido en una gran fuente de información y hace parece que es la que ha fomentado el plagio, habría que tener en cuenta todos los factores, puede que por una parte haya aumentado dada la cantidad de información de la que dispone, pero también ha ayudado a endurecer todas aquellas licencias, luego no creo que realmente favorezca el plagio, sino que el intento de ello ha ayudado a que los autores de los documentos sean correctamente reconocidos.

  4. ¿Internet favorece el plagio? Sí. Pero frente a este inconveniente aparecen muchas ventajas que la compensan favorablemente:
    Se favorece el acceso libre y gratuito a la información por medio del Open Access,, mediante la publicación en revistas electrónicas y repositorios.
    Se facilita la detección de los plagios por medio de programas, además de ser mucho más obvias a fáciles de detectar que en formato físico.
    Se incita a compartir los documentos mediante licencias Creative Commons que respetan la autoría del autor.
    Por ello, creo que el plagio es más realizable pero a la vez muchisimo más fácil de detectar.

  5. Es cierto que Internet, a la vez que favorece la difusión y el acceso a la información, se convierte en una herramienta que propicia y, en última instancia, facilita el plagio.
    No obstante, no considero que la copia y la no mención de las fuentes sea una problemática necesariamente intrínseca a la difusión de información por Internet, más bien es un fenómeno que se ha visto acentuado por las facilidades de acceso que nos proporciona la red.
    Por lo tanto, en la lucha por la protección de los derechos de autor, no se debe responsabilizar exclusivamente a Internet, como medio, del aumento del plagio, sino, tal vez, tratar de adecuar las regulaciones de publicación y de control a las necesidades contemporáneas. Esto enlaza, como ya se ha mencionado, con el surgimiento de iniciativas como las licencias Creative Commons o el movimiento Open Access.

  6. El acceso instantáneo a todo tipo de información produce una ilusión de falso poder que hace que nos sintamos con el baremo de la verdad en nuestras manos. La posibilidad de poder acceder a todo tipo de contenido sin apenas trabas conduce a la idea de que “todo es de todos”. En una sociedad de la información donde las investigaciones, trabajos científicos o incluso garabatos de clase están en internet es poco realista pensar que la World Wide Web no fomenta el plagio.
    Es muy usual que la gente en general copie y pegue informaciones y no cite a la fuente o que directamente se apropie de ello porque es fácil. En cambio, es muy difícil combatir esta práctica.

  7. En mi opinión no es que Internet favorezca el plagio, sino que la gente cree que al acceder gratuitamente a un contenido puede hacerse con este como si fuese suyo. Hay un desconocimiento total sobre los derechos de autor o el copyright en la red y por eso todos usan la información que aquí encuentran como les place.
    Sería importante enseñar a la sociedad sobre los derechos de autor o el copyright en medios convencionales, porque creo que muchas personas aún no saben qué significan exactamente, y sobretodo dar difusión a las licencias Creative Commons. Esta última debería ser conocida por quien publica en internet y mucho más por quien accede a esa información. Estos conocimientos no deberían enseñarse únicamente en las universidades, como se hace ahora y solo en determinados grados, debería aprenderse desde edades tempranas ya que los niños de hoy en día prácticamente nacen utilizando Internet.

  8. Claro que Internet facilita la posibilidad de plagio. Porque a través de la web, en estos últimos años, se ha producido un acercamiento a mucha más cantidad de información científica, desde ámbitos educativos sobre todo.
    Respecto al acceso y difusión de la información estoy de acuerdo con la mayoría de mis compañeros;
    las licencias Creative Commons u Open Access, la validación o reconocimiento de “investigaciones oficiales” en relación a las obras derivadas, y a procesos normalizadores que luchan por la citación como valor fundamental en una investigación, publicación… o “plagio”.
    Es una “técnica” cada vez más regulada, o conocida en el territorio de la investigación.
    Lo que supone poner en nuestro nombre el desarrollo científico de otra persona a nivel textual y no citarlo.

  9. El utilizar “información” a nivel conceptual, aunque sea ajena, siempre se ha utilizado como fundamento del progreso y del desarrollo de la propia ciencia, debido al proceso histórico, al avance y a su abstracción.

  10. Es cierto que Internet, respecto al plagio puede tener un doble filo, sin embargo no creo que multiplique las opciones de plagio, si no que permite detectarlo fácilmente.
    Internet supone no una fuente, si no un manantial de contenidos, la gran mayoría en Open Access, por lo que con tan solo mencionar de donde proviene la información podemos trabajar con ella a nuestro antojo. Esto no significa que tengamos derecho a plagiar sino que tenemos más recursos al alcance de nuestra mano y podemos conocer un gran porcentaje, por no decir la totalidad, de los trabajos publicados sobre un tema. Llegados aquí me hago la siguiente pregunta: ¿el hecho de que conozcamos más información significa tener mayores oportunidades de plagiarla? En realidad considero que no, de hecho Internet ha dificultado el plagio haciendo que su detección sea realmente fácil. Solo hay que incluir parte de un texto entre comillas en google para conocer su procedencia, y además, como han comentado mis compañeros, hay numerosas páginas web que se encargan de detectar esta práctica.

  11. Si por algo se caracteriza Internet, es por permitirnos el acceso a una cantidad de información interminable con tan solo hacer un “click”. Todos, por lo menos en España, tenemos acceso a la información que deseamos gracias a la existencia de Internet. Esta facilidad para encontrar recursos en la red origina, entre otras cosas, el plagio en la investigación.

    Bajo mi punto de vista, el fallo no es de Internet, sino de los usuarios que se apropian de esta información ajena. La solución es informar a todos los usuarios presentes en la red de la importancia y de las consecuencias de plagiar información, lo cuál no quiere decir que no se pueda usar. Utilizar esta información citándola en el texto no sólo es la manera correcta de incluirla en nuestras investigaciones, también es una forma de aportar una mayor fiabilidad a nuestros trabajos.

  12. El plagio es la reproducción total o parcial de la obra de un autor puesta como propia.
    Debido a que Internet se trata de una fuente de información abierta y gratuita, podemos encontrar todo tipo de documentos circulando por ella.
    Sin embargo, ¿es esto una excusa para permitirnos copiar documentación ajena? Personalmente, no creo que esta accesibilidad sirva de escudo para “robar” dato.
    Si queremos distribuir datos acerca de una investigación siempre tenemos que citar la fuente para aclarar que no es un descubrimiento nuestro, si no que alguien antes ha dedicado su tiempo a realizar las operaciones pertinentes para que nosotros ahora podamos disfrutar de ese de conocimiento. Podríamos culpar a Internet por permitir que toda la información de la que estamos rodeados no tenga ningún coste, sin embargo, es nuestro problema utilizarla de forma libre y sin cargos.
    No nos damos cuenta de que estamos pasando de una sociedad que simplemente copia, a una sociedad que copia y es copiada.

  13. Actualmente el Acceso Abierto u Open Access hace que se pueda acceder a las investigaciones de una manera más rápida, tenemos a nuestra disposición gran cantidad de contenidos libres permitiendo a cualquier usuario leer, descargar, copiar o distribuir información.

    Podríamos culpar a Internet por permitir que toda la información de la que estamos rodeados no tenga ningún coste, sin embargo, es nuestro problema utilizarla de forma libre y sin cargos.

    Aun así me pregunto:¿realmente el hecho de que conozcamos más información significa tener mayores oportunidades de plagiarla? En realidad considero que no, de hecho Internet ha dificultado el plagio haciendo que su detección sea realmente fácil.

    Pero en nuestra sociedad de la información donde las investigaciones, trabajos científicos o incluso garabatos de clase están en Internet es poco realista pensar que la World Wide Web no favorece el plagio.

    INTERNET SI FACILITA EL PLAGIO, gracias a Sonia, Rosa, Elena y Ángela.

  14. Como ya han dicho varios de mi compañeros, el conocido Open Acess o acceso abierto, es la clave de la cuestión que se nos plantea. Este sistema nos hace poder acceder de una manera sencilla y directa a contenidos que tienen derechos de autor. ¿Puede ser esto un riesgo para qué se produzca más plagio? Puede. Pero pese a esto existen diferentes herramientas para evitarlo, la principal es el uso del creative commons. Estas licencias permiten dotar a las obras digitales de derechos de autor y además permiten que se puedan compartir. La clave está en que no se podrá compartir sin citar al creador de la obra. Por todo esto es importante saber que la red ofrece herramientas para luchar contra el plagio, solo es necesario conocerlas y saber usarlas correctamente.

  15. Como ya han comentado mis compañeros, no cabe duda de que Internet es una gran fuente de información. Es cierto que publicar contenidos en la red conlleva una serie de riesgos, como el que se nos plantea en esta cuestión, pero la existencia de herramientas como el Creative Commons en Open Access aseguran la protección de los trabajos publicados. No deberíamos considerar que el acceso a toda aquella información que deseamos nos hace libres de poder utilizarla a nuestro antojo. Internet no es el culpable de que se produzcan casos de plagio a otros autores, es el uso inmoral de algunos usuarios lo que genera problemáticas de es índole. Y digo inmoral porque me resulta inconcebible que haya personas que se aprovechen de esta manera del esfuerzo de otros. Bajo mi punto de vista, reconocer el trabajo de los autores a los que recurrimos para obtener información y usarlo en pro de avanzar acerca de un determinado tema en cuestión con el fin de poder contribuir entre todos a la mejora del conocimiento es la idea que deberíamos sacar de esta enorme oportunidad de adquirir conocimientos a través de la publicación en Internet.

  16. Mi opinión sobre este tema es clara: por supuesto que Internet y Open Access favorecen al plagio en cualquier ámbito, pero también permite encontrarlo de forma más sencilla y rápida. En todas las épocas ha habido plagio. Ahora por lo menos, aunque hay en mayor medida se descubre.

  17. Excelentes todas las intervenciones. Mi opinión es que la acción de plagiar está en la mente de alguien con una importante falta de ética y de escrúpulos, y que cualquier herramienta le sirve para apropiarse de lo que otros han escrito. En España falta legislación que castigue adecuadamente el plagio.

    A pesar de que a algunos les pueda facilitar que plagien, si se plagia lo que hay en Internet y se difunde en el mismo medio, es muy fácil y rápido de descubrir.

    Un saludo.

  18. Opino lo mismo que mis compañeros. Con Internet es mucho más sencillo el plagio,y como ya se ha comentado, la falta de dureza en el castigo con este tema, todavia hace que se más fácil si cabe.La parte buena es que ahora es un poco más sencillo descubrirlo. Y creo que no se trata solamente de ética (que también), sino que me parece que hay falta de información respecto a este tema. Estoy segura de que hay mucha gente que plagia en algún momento determinado, y a lo mejor no es consciente de ello. Evidentemente no me refiero a investigadores o gente más formada, me refiero a otro tipo de usuarios que hay en la red y que usan información para algún blog, trabajo, etc… En el instituto por ejemplo, cuando hacíamos un trabajo los profesores no te pedían bibliografía, eso es algo que aprendes más adelante.

  19. Actualmente, cada vez es más frecuente que los usuarios de la red contemos con multitud de información y con más facilidades a la hora de encontrar con rapidez y exactitud lo que andamos buscando. Esto se debe al crecimiento y avance que ha experimentado Internet, y con él los sitios de libre acceso u Open Access. Por lo tanto, tras haberse desarrollado tanto, no resulta raro comprender que hoy en día se realice plagio de información contenida de forma online.
    En mi opinión, sí existe plagio en Internet pero, como bien hemos estudiado en la carrera, disponemos de innumerables métodos para evitar que este suceso tan desagradable se siga propagando, o al menos para conseguir detectarlo antes, como por ejemplo, citar las fuentes consultadas, incluir una bibliografía o el uso de Creative Commons que resultan muy útiles, sobre todo en los blogs.
    Al fin y al cabo, Internet somos todos, y es más adecuado compartir la información que robársela a otro.

  20. Internet es una herramienta sin la que no se podría entender las últimas décadas. Su surgimiento es contemplado por expertos del tema como algo similar a la invención de la imprenta de Gutemberg. Esta herramienta salvando la brecha digital, puede hacer que se compartan hallazgos instantáneamente, que médicos prestigiosos de cualquier zona del país, comenten, e incluso intercedan en una operación en tiempo real. Y por supuesto hacer accesible tanques y tanques de información a cualquiera. Por supuesto con Internet no todo son risas y fiestas, la más alta y luminosa torre proyecta una sombra oscura y densa. O siendo menos poéticos es un arma de doble filo. La solución es mejorar la educación en cuanto a las redes, de una manera constructiva y no restrictiva, e inculcar ciertos valores en el uso de Internet en su carácter más académico para que no se repitan situaciones como las aventuras del sonado rector de la Rey Juan Carlos.

  21. No pienso que ningún medio favorezca el plagio, o al menos esa no es la intención su intención. Sin embargo, es cierto que hace el plagio “más sencillo” ya que se resume en un par de “clicks” en el ratón. Ahora bien, también es sencillo hacerlo en un libro en papel, la diferencia esta en que tenemos que pasarlo a ordenador, pero con las herramientas de hoy en día que te lo hacen automáticamente tampoco resulta complicado.
    Por tanto, como apuntan algunos de mis compañeros, el fallo no es Internet, ni ningún medio para la difusión de información sino el usuario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s