¿Cómo crees que es un investigador?

Comenzamos este curso haciendo una pregunta relativa a cómo nos imaginamos que es un investigador, sus cualidades, características y, si alguien se atreve, defectos.

Para facilitar las intervenciones propongo algunas: ¿debe ser preciso?, ¿tener habilidades para la comunicación?, ¿es un genio loco, paciente y entusiasta?, ¿debe ser observador?, ¿buen lector?, ¿atrevid@?…

metodo cientifico movilMas preguntas para que tod@s puedan opinar: ¿la investigación es más propia de hombres o de mujeres? ¿quiénes están más capacitad@s para investigar?.

Propongo que apostéis por las que son más claras para definir a un investigador.

Saludos.

Anuncios

19 pensamientos en “¿Cómo crees que es un investigador?

  1. La percepción actual que tengo sobre la figura del investigador es la de una persona, independientemente de su sexo, que posee una serie de habilidades. Por una parte, considero que para emprender cualquier investigación ya sea científica o no, la persona ha de ser meticulosa, paciente y tener una gran capacidad de síntesis y análisis.
    Los investigadores desde mi punto de vista, son personas que dedican un buen porcentaje de su tiempo a la materia de estudio y que dedican horas a informarse.
    Por otro lado, no creo que un género tenga mayor capacidad que el otro para investigar. Considero que las habilidades de cada uno van en proporción al tiempo y esfuerzo que la persona invierta.

  2. Desde mi punto de vista, el desarrollo de la labor investigadora es fundamental en lo que refiere al progreso de las sociedades; y, como herramienta clave para el mismo, la investigación debe llevarse a cabo siempre dentro de los límites de la precisión y la veracidad. Incluso, convirtiendo estos ideales en pilares para su desarrollo. Estos son, en mi opinión, los valores que deben prevalecer en cualquier investigador.
    También creo que la difusión debe ser un concepto inseparable de la propia investigación, siendo, por tanto, imprescindible que el investigador tenga un perfil de predisposición a la comunicación y acercamiento de la ciencia al público en general, aprovechando las facilidades que para ello supone el desarrollo de las nuevas tecnologías y, en especial, de Internet.

  3. Cuando pienso en un investigador o investigadora la primera impresión que se me ocurre es la una persona culta, interesada en el progreso en general y en un conocimiento científico concretamente. La inquietúd por nuevos descubrimientos que ofrecer a la comunidad social y la perfección en el entendimiento, análisis y síntesis de las lecturas, datos o informaciones, debe ser una caracterísitica primordial que creo deba tener un buen investigador/a. Desde mi punto de vista la ciencia experimental es un hecho incuestionable y previo a la postulación de nuevos enuncionados empíricos y verificados. Por otro lado, otras ciencias más puras se basan en otras premisas ya “descartadas” o ampliadas por el progreso. Todo ello depende del tipo de ciencia que estemos tratando y de un proceso de retroalimentación continuo existente en cada rama de estudio.

  4. A un investigador puedo imaginarlo de diversas maneras, pero sin duda como alguien que siente admiración y entusiasmo por un tema o temas concreto, que quiere llegar a saberlo todo. En la última década ya no se relaciona directamente investigación con la necesidad de ser un hombre, por suerte, hoy día no importa el sexo de la persona que esté investigando, sino el esfuerzo y el tiempo que le dedique a ello. Sin duda esa persona, será un gran experto y meticuloso, ya que cualquiera que se dedique a la investigación es consciente de que cada paso que vaya a dar es importante porque puede ayudar a solucionar un gran número de problemas. Debe ser para todo ello un buen comunicador ya que deben ser capaces de usar una terminología menos precisa para que cualquiera que resulte interesado pueda ser capaz de comprenderlo, no solo aquellos pertenecientes a su mismo campo.
    Por lo tanto, se puede decir que un investigador debe ser, no solo meticuloso y buen comunicador, también ha de ser paciente pues investigar es un proceso que lleva largos periodos y sin duda atrevido para probar diferentes opciones hasta lograr la deseada, dependiendo del nivel de trabajo de cada uno y el esfuerzo empleado.

  5. Al pensar en la palabra investigador se me viene a la cabeza la imagen de una persona con una serie de características que desfilan en torno a la idea de actitud cognoscitiva, es decir, un sujeto con una marcada inclinación hacia el saber, abierto las 24 horas a la idea de ampliar sus conocimientos.
    La perseverancia, la curiosidad y la capacidad analítica también deberían formar parte de las cualidades imprescindibles que debe tener un buen investigador.
    Bajo mi punto de vista, no debería existir una relación directa entre el sexo y la calidad de los investigadores, pues me parece que incide más la serie de valores y aptitudes conseguidas por los investigadores con el paso de los años.
    En general, se debe entrenar el talento con esfuerzo y dedicación para llegar a ser un gran investigador.

  6. Un investigador, independientemente de su sexo, debe ser una persona meticulosa porque en las investigaciones es muy importante no cometer errores. Paciente, pues muchas veces se requieren años o décadas para completar una investigación. Preparada, puesto que se requieren habilidades de síntesis, compresión, comunicación y conocimiento de los antecedentes de la disciplina que estudia. Inquisitiva, dado que es necesario un gran interés por el avance de la disciplina en cuestión. Por otra parte es conveniente el ser un buen lector, pues esto te otorga capacidades relacionadas con la redacción. Actualmente ya no se contempla que se realice mejor una profesión según el sexo de la persona sino según su preparación, esfuerzo y capacidades inherentes a la propia persona.

  7. Para mí, un investigador es alguien que dedica su tiempo a la búsqueda, profundización o descubrimiento de un conocimiento en concreto. Aunque cuando pienso en un investigador lo primero que se me viene a la mente es un señor o señora con gafas y bata con un microscopio, la realidad es que, tras esa primera imagen, mi pensamiento va enfocado a investigadores en cualquier ámbito disciplinar.
    Con respecto a la pregunta sobre el género de los investigadores, considero que tanto hombres como mujeres pueden ejercer de igual forma la profesión, siempre y cuando tenga interés real en ello. Por ello, desde mi punto de vista creo que más que unas grandes habilidades marcadas, el investigador debe mostrar cierta pasión por el tema investigado y conocer el método científico.

  8. Bajo mi punto de vista si algo tiene que tener un investigador es curiosidad por lo que le rodea. Esta característica es común a los bueno periodistas, si a ti te interesa una cuestión vas a empaparte de ella y vas a estudiarla. Esa curiosidad pienso que es el motor de los investigadores, lo que les hace quitarse horas de sueño e incluso centrar su vida durante unos meses en la propia investigación. Por otra parte creo que los profesionales que se dedican a investigar tienen que ser buenos comunicadores, ya que si tu investigación no llega a la gente (si no la difundes bien), no va a ser bueno para ti.

    Respecto a la figura que se tiene de estos investigadores, creo que caemos (y me incluyo hasta hace poco tiempo) en la idea de científico con bata blanca y microscopio. La investigación no solo está en las ciencias numéricas, está en todas las disciplinas. Aquí deberíamos aplicarnos el cuento los periodistas y dar más difusión a otro tipo de investigación, aunque se salga de las características que siempre vemos en los medios.

  9. Al leer esta pregunta, lo primero que se me viene a la mente es una persona interesada en un tema y qué quiere saber más de él. El investigador para mí no es solo una persona que quiere avanzar sobre un tema, también quiere descubrir sus orígenes.
    Entre sus características podríamos encontrar: ser preciso, saber dónde buscar información y cómo hacerlo. Debe ser una persona a la que no le asuste innovar, probar nuevos métodos, pero también tiene que ser paciente.
    Respecto a si un investigador tiene que ser hombre o mujer, ambos están capacitados para hacerlo. La investigación no depende de géneros, sino de alguien con aptitudes y características como las nombradas anteriormente.

  10. Si bien es cierto que un investigador debe tener cualidades tales como: la precisión, el saber comunicar o la paciencia; no hay que olvidar el interés que éste debe presentar ante la oportunidad de encontrar nuevos conocimientos. Además, cabe destacar como finalidad principal de la investigación el dar repuestas a problemas desconocidos.
    Un investigador debe estar dotado de ciertos valores, algunos innatos y otros aprehendidos, que le permitan encontrar, conocer y resolver cuestiones que amplien los conocimientos que se poseen y los que se pueden conseguir sobre ciertos aspectos de diferentes disciplinas.
    Por último, señalar que el investigador no es sólo aquella persona que busca sino aquella que también crea.

  11. Un investigador es, por encima de todo, una persona curiosa. Es esta curiosidad la que le lleva buscar respuesta a los interrogantes de su campo, a estar siempre en contacto con la investigación a través de la lectura. Por tanto, la avidez, la perseverancia, el entusiasmo y la pasión siempre están presentes en la vida de un buen investigador. Al igual que también debe estar presente la paciencia, pues hay investigaciones que pueden tardar años en dar resultados.
    Entre las cualidades que asocio a un investigador, la más característica es la precisión, ya que las labores de investigación se realizan respetando la máxima de contrastación. Debemos tener en cuenta que son los trabajos publicados y su impacto los que constituyen la reputación del investigador.
    Respecto a las habilidades comunicativas considero que, en ocasiones, los investigadores carecen de ellas y esto se debe a que no le otorgan la importancia suficiente a la divulgación de su trabajo. Es muy común que los investigadores lleven a cabo la difusión de sus resultados entre sus iguales, pero son pocos los que se esfuerzan por divulgarlos. Por ello considero fundamental la figura del divulgador científico, ya que este si cuenta con las habilidades comunicativas de las que puede carecer el investigador para acercar su trabajo a las personas.
    Hombres y mujeres son igualmente capaces para investigar. Me sorprende que hoy en día nos sigamos realizando esta cuestión y considero que el motivo de ello es que a lo largo de la historia ha existido un grave problema de visibilidad en torno a la figura de la investigadora.

  12. Un investigador es una persona, ya sea hombre o mujer, que se siente interesada por un tema, disciplina o ciencia y trabaja sobre ella para acabar siendo un experto en la materia, incluso un referente para futuros investigadores.

    En mi opinión no hay unas características comunes a todos los investigadores, es cierto que suelen ser curiosos, observadores, ordenados y pacientes sobretodo a la hora de la búsqueda de información sobre el ámbito a estudiar, pero como en cualquier profesión, puede haber investigadores más desordenados, otros menos pacientes, algunos muy prepotentes o unos cuantos muy humildes.

    En cuanto a la capacidad de comunicar y la de dar difusión a sus trabajos, pienso que puede ser el talón de Aquiles de la Investigación, ya que hoy día no se la da gran difusión a la investigación científica, uno de los motivos es que los resultados de las investigaciones van dirigidas a un número reducido de personas especializadas en la materia, aun así un buen investigador, si quiere ser reconocido ha de ser un buen comunicador, o como mínimo un buen redactor, que explique sus teorías de manera compresible.

    Resumiendo y a grandes rasgos, un investigador es aquel que recorre una disciplina poco conocida para simplemente conocerla o estudiarla, o para descubrir algo nuevo en ella.

  13. Al pensar en un investigador se me viene a la mente una persona curiosa, paciente, observadora y que le interesa el por qué de algo. Independientemente de si es hombre o mujer, un investigador tiene que explorar más allá de lo que le viene dado, leer y profundizar en el estudio de su investigación. Debe ser una persona a la que le inquiete un tema y quiera indagar y averiguar su incógnita para generar nuevos conocimientos. Así, un investigador es quien elabora una serie de hipótesis que luego tendrá que confirmar o descartar hasta obtener lo que busca.

  14. Bajo mi punto de vista, el término investigador puede definirse como aquella persona que, gracias a unas habilidades especiales y a su afán por descubrir, por ir más allá, por saciar su curiosidad innata, puede realizar una tarea como la investigación con el fin de profundizar acerca del conocimiento sobre algo en concreto. No importa el campo en el que el investigador desempeñe su trabajo ya que todas las materias requieren de la investigación para avanzar, para resolver incógnitas y generar otros nuevos interrogantes. Considero que la sociedad, en general, no posee un nivel de conocimiento adecuado acerca de la figura del investigador y esto es algo negativo ya que pienso que no está tan valorada la actividad que desempeña el profesional de la investigación. Es más, estoy convencida de que una amplía mayoría asocia este término con el mundo científico y no es así. Vivimos rodeados de mejoras y continuas aportaciones por parte de la investigación que contribuyen a una mejora de la calidad de vida y repercuten positivamente en todos los ámbitos de ésta. En definitiva, considero que la figura del investigador es fundamental e imprescindible para asegurar el avance y el desarrollo de la humanidad.

  15. Bajo mi punto de vista, y basándome también en las experiencias que me han transmitido tres amigos inmersos en el campo de la investigación, una de las cualidades más importantes que deben tener es ser capaces de aguantar el fracaso.

    Pueden estar meses o años detrás de una investigación, y no obtener el resultado esperado. Creo con esto, que deben ser también personas capaces de aprender de sus errores, y con una alta capacidad de auto-crítica.

    Además pienso que un investigador maneja mucha información, y por lo tanto, otra característica que debe tener es ser capaz de sacar provecho a dicha información. No basta solo con tenerla, sino que debería saber utilizarla.

    Siempre dispuestos a aprender, nuevas técnicas, idiomas, aprender de las investigaciones de otros compañeros…, podría asegurar, como ya han hecho la mayoría de mis compañeros, que avivan su espíritu de superación y trabajan con perseverancia cada día.

    También me parece que no debemos caer en los tópicos del investigador introvertido, casi huraño, que no sale del laboratorio. El investigador, hoy más que nunca, creo debe ser un buen comunicador, un líder que guíe a su grupo y compañeros, que transmita confianza y logre aunar esfuerzos.

  16. Teniendo en cuenta el momento histórico en el que nos encontramos, podría asegurar que un investigador para ser llamado como tal, solo debería cumplir un requisito básico, que seria el de, buscar la solución de un problema. Pero esta definición nos deja un marco muy ambiguo, ya que cualquier persona podría ser investigador. Por eso existe la necesidad de especializar y asignar habilidades especificas a aquellos que de forma profesional son llamados investigadores, con el fin de distinguirlos de cualquier otro que busque información.
    En mi opinión, la diferencia no se encuentra en las habilidades sino en el uso que se le da, los seres humanos somos por definición curiosos con respecto a lo que nos rodea, por eso no creo que una característica especial de investigador sea, ser curioso, sino llevar la curiosidad por conocer lo que nos rodea al punto de conocer el porqué de que sean esos objetos y no otros los que nos rodean. Ese paso de ir más allá del qué hasta llegar al porqué, creo que es lo que separa al investigador del ser humano corriente.
    Teniendo eso en cuenta, claro que existen habilidades que pueden ayudar a ser mejor investigador, ya sea el carácter que genere confianza o incluso ser extrovertido y que no suponga un reto el hablar en publico o el expresar ideas propias. Esas habilidades ayudaran a que el investigador sea reconocido por el publico y sus investigaciones tengan cabida en el mundo.
    Gracias por prestar atención, saludos.

  17. Cuando hablamos de investigador hacemos referencia a cualquier persona, ya sea hombre o mujer, que tiene las técnicas y habilidades necesarias para realizar una tarea de investigación y así poder adquirir nuevos conocimientos sobre una tema o materia determinada.
    Bajo mi punto de vista, un investigador debe ser muy preciso en sus investigaciones y tener, en todo momento, una idea clara de qué es lo que quiere investigar y cómo lo quiere realizar. Este profesional necesita, inevitablemente, ser una persona ordenada, paciente, entusiasta y sobre todo, muy observadora para tener conciencia de todo lo que ocurre en nuestro alrededor y poder obtener conceptos para aplicarlos a sus teorías e hipótesis. Por supuesto, tendrá que ser muy buen lector y sobre todo, muy buen redactor, para que todos los interesados o estudiantes de la materia estén bien informados. Además es vital tener la información adecuada para poder hacer un uso responsable de ella.
    Todas estas características son necesarias para entender el concepto de investigador, pero en realidad lo que hace a una persona serlo es el espíritu de superación y perseverancia, es decir, el hecho de querer ser mejor cada día y aprender cosas nuevas.
    En definitiva, todo el mundo puede investigar pero no todo el mundo puede ser investigador.

  18. Desde mi punto de vista un investigador es la persona que está capacitada para realizar un estudio exhaustivo sobre algún tipo de ciencia y hacer nuevas aportaciones sobre esta. Pienso, que para ser investigador hay que ser una persona muy curiosa y observadora, además debe tener ganas de compartir todos sus hallazgos con el resto del mundo, por esta razón y contestando a su pregunta, sí, debe ser preciso y tener habilidades comunicativas.

    No me cabe duda que tanto en el ámbito de la investigación, como cualquier otro, es tan propio de mujeres como de hombres, ya que con una buena formación y actitud todo es posible.

    Un saludo, Ángela Sánchez.

  19. Buenas tardes. Os felicito por las respuestas, ya que me han gustado mucho. Sintetizo vuestras intervenciones de esta semana pasada, que dan como resultado la figura de un “superinvestigador”.

    Experto, buen lector, meticuloso, perseverante, dedicado, paciente, meticuloso, organizado, observador, preciso, con una gran capacidad de síntesis y de análisis, muy motivado con su tarea y con el esfuerzo que supone, entusiasmado y admirado con su tema de trabajo, que posee una curiosidad innata e inquietud por el conocimiento.

    Alguien que con una profunda inclinación hacia el saber, dedica su tiempo a la búsqueda, profundización y descubrimiento de un conocimiento concreto.

    Es decir, un ser humano que no sólo busca, sino que también es capaz de generar nuevo conocimiento, pero también de aguantar y superar el fracaso, de aprender de sus errores y con una alta capacidad de auto-crítica.

    Con respecto a la capacidad de comunicación, no suele ser común, y por ello necesitan de otros profesionales que les ayuden en la tarea de hacer llegar a toda la sociedad sus nuevos descubrimientos. ¿Os suena?. Enhorabuena a tod@s. Un saludo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s